El nombre de esta revista fue propuesto por Dionisio Moreno Sánchez y aceptado por todos los componentes y quiere hacer homenaje a D. Mario Roso de Luna, cuyas últimas palabras en vida fueron:

" Ningún hombre es indispensable. No me lloréis. De una sola manera honrareis mi memoria: ¡Continuad mi obra..! ¡Superadla!"

Información adicional